El zoquete intolerante y su pequeño ego

Patricio Jorge Vargas,

La humildad, que es una virtud, no es común. Los problemas con los egos, por lo general, no son problemas de egos virtuosos frente a egos viciosos, no son problemas de peso moral.

ego2El zoquete intolerante no puede contenerse y tiende a expresar agresivamente su rechazo hacia el ego del otro, como puede hacerlo cuando siente rechazo hacia una comida que no le cae bien. Tiene que hablar mal de la comida que no le cae bien, incluso cuando no la come. Pero cuando esa comida que no puede tragar se la sirve en plato alguien poderoso, influyente o famoso, la come sin chistar. El pedestal en el que se sube el zoquete intolerante se desmorona por el peso de su memez e hipocresía.

Los egos de los demás, sean agrandados o no, sólo pueden molestar a los pequeños egos. La intolerancia hacia el ego del otro es un síntoma de necesidad y urgencia para prestarle atención al propio ego, no al de los demás.

 

Es bueno compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

About the author

Patricio Jorge Vargas

Desde el 2002 Online - Especialista, Facilitador y Autor en Metodología Intelectual con base en Ciencias Cognitivas y Metodología Intelectual Clásica - Entrenamiento, Educación y Activación Mental - Mnemotecnia - Metodología 3D y Multisensorial

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies