La verdad personalizada no es lo real

Patricio Jorge Vargas,

El algoritmo implementado en 2009 por el principal buscador aceleró la asimilación – como algo natural – de las respuestas personalizadas gracias a la evolución de los dispositivos móviles “inteligentes”, dando un nuevo salto tecnológico que consolidó su predominio global como fuente de información y conocimientos.

Los resultados que muestra el principal buscador se adaptan (desde el 2009) a tu historial, tu comportamiento habitual en la red, tus gustos y tus intereses.

Desde entonces, la tecnología inteligente e Internet no sólo determinan el panorama de la comunicación, la información y el conocimiento, sino que también determinan las posibilidades cognitivas de los usuarios.

Cada persona que se conecta en la web – una vez que el sistema identifica y reconoce los dispositivos que utiliza – obtiene respuestas personalizadas. La Internet ya no muestra ni la verdad ni la mentira. Sólo está mostrando, en todos los niveles, lo que se adapta a los gustos y creencias de los usuarios. La cultura promovida en la Internet tiende a considerarlo como algo positivo pero sólo es un cambio perfecto para quien busca lo habitual, lo que le gusta e interesa… y lo que le queda más cómodo.

La respuesta personalizada que brinda la nueva tecnología inteligente es un problema mayor. En principio, porque obtener respuestas personalizadas es inadecuado para CONOCER, especialmente porque queda filtrado todo lo que puedes conocer fuera de la zona de comodidad cognitiva que induce la tecnología que utilizamos.

La consigna que adquiere cada día más vigencia es “liberarse de la comodidad para obtener resultados significativos”. Si dices que escalas el Everest, no aterrizas en su cima.

La respuesta personalizada, en definitiva, fortalece los sesgos con un efecto autoconfirmatorio y reductor del pensamiento crítico. Es un fenómeno que ya se hizo evidente en tendencias de comportamiento en las redes sociales.

Las posibilidades de autoexpresión que fomenta la nueva Internet, las redes sociales y la tecnología inteligente que da soporte a todo ello, es la manera concreta en la que se crea el fantasma de la verdad como sustituto de lo real.

Justo antes de esta evolución tecnológica, la libertad mental estaba constreñida por la cultura, los medios, la educación o por la propia personalidad. Con la tecnología de la actualidad, a pesar de que “los grados de libertad” son cada vez mayores, quedamos limitados por nuestros propios gustos e intereses, ya que la tecnología “sólo” tiende a presentarnos los caminos que aceptamos y toleramos recorrer, siendo que estamos previamente condicionados por el medio tecnológico que utilizamos.

 

About the author

Patricio Jorge Vargas

Desde el 2002 Online - Especialista, Facilitador y Autor en Metodología Intelectual con base en Ciencias Cognitivas y Metodología Intelectual Clásica - Entrenamiento, Educación y Activación Mental - Mnemotecnia - Metodología 3D y Multisensorial

Es bueno compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies